Optimice un espacio de trabajo moderno en casa con capacidades de audio y video

Cuando se trata de crear un espacio de trabajo moderno en casa, es importante encontrar el equilibrio entre la comodidad y la productividad, especialmente porque trabajar de forma remota es algo cada vez más normalizado. La calidad de la tecnología de audio y video es fundamental para optimizar un entorno de trabajo remoto, ya que las reuniones virtuales ahora son esenciales para la jornada laboral.

Existen varios factores que se deben considerar a la hora de seleccionar las soluciones de audio y video correctas. Lo más importante es que estas herramientas deben permitir que un empleado en modalidad remota se conecte de manera confiable en tiempo real, deben satisfacer las necesidades de la persona y apoyar su estilo de trabajo personal general.

Cómo lucir bien

Las videoconferencias, a través de plataformas populares, como Zoom, Microsoft Teams y Google Meet, se han vuelto parte de la cotidianidad en la era del trabajo remoto. Y es aquí cuando intervienen las capacidades de audio y video de alta calidad.

Aunque las cámaras web suelen ser el estándar en muchas computadoras portátiles y de escritorio, la calidad puede variar y no todos los dispositivos incluyen una. Independientemente de que sea parte de la computadora o se conecte por separado, una cámara de alta calidad es un componente esencial de un espacio de trabajo en casa. Lo ideal es que el equipo de TI de la oficina proporcione al empleado una computadora portátil de la empresa que incluya una cámara web incorporada. En caso contrario, el empleado puede adquirir una cámara de alta resolución con una alta tasa de fotogramas por segundo; también se prefiere un lente de vidrio antes que de plástico. Hay otros aspectos que se deben tener en consideración, como la tecnología de detección de movimiento y los efectos especiales, pero en general, la cámara independiente debe ser compatible con el sistema operativo del dispositivo.

También existen consideraciones no técnicas relacionadas con una videoconferencia óptima en un espacio de trabajo remoto. Una buena iluminación afectará significativamente la calidad de una sesión de video. Si bien una cámara de alta calidad puede ajustar de forma automática la iluminación hasta cierto punto, es importante tener en cuenta las fuentes de luz del espacio de trabajo en casa, ya sean constantes u ocasionales. La luz solar, por ejemplo, puede brillar a través de ventanas en diferentes ángulos durante el día, lo que podría afectar a la apariencia del individuo en el video. La luz natural es ideal, pero si no está disponible, las bombillas que se pueden ajustar para imitar la iluminación natural son una buena solución.

Por último, es importante tener en cuenta la calidad de la pantalla de un dispositivo y la cantidad de pantallas que se utilizan. Utilizar únicamente la pantalla de una computadora portátil puede resultar muy complicado. La conexión de un monitor externo puede proporcionar espacio adicional al lugar de trabajo, y la conexión de un teclado brindará cierta capacidad de ajuste para mayor comodidad. Disponer de más de un monitor también puede permitir que los empleados trabajen en un documento o programa en una pantalla mientras realizan una videoconferencia en otra.

Espacio de trabajo moderno en casa, bien iluminado, con escritorio, silla, paredes blancas y plantas.

Un espacio de trabajo moderno en casa debe estar bien iluminado y optimizado para una mejor experiencia de video y audio.

Cómo garantizar un buen sonido

A pesar del auge de las videoconferencias y reuniones grupales remotas, todavía hay mucho trabajo que se realiza a través de llamadas de voz individuales. Ya sea que utilice una computadora portátil o de escritorio, un teléfono inteligente o incluso un teléfono fijo, es fundamental que el dispositivo esté siempre conectado correctamente a las entradas y salidas de sonido, a fin de garantizar que ambas partes puedan escuchar con claridad. Es posible que el micrófono integrado de la computadora no tenga la calidad suficiente, y la calidad siempre es variable. Un empleado en modalidad remota debe considerar adquirir audífonos independientes con reducción de ruido que incluyan un micrófono que proporcione esta función de dos maneras: para el empleado que escucha y para quienes están en el otro extremo, de modo que puedan escuchar al empleado independientemente de dónde se encuentre. Si se opta por no usar audífonos, el empleado debe considerar la posibilidad de adquirir altavoces externos de alta calidad, en especial si los altavoces integrados no proporcionan el volumen o la calidad de audio adecuados, a fin de garantizar que se pueda escuchar a todos los participantes de la llamada. También es importante tener en cuenta el ruido ambiental que podría interferir en la comunicación clara a través de conversaciones con manos libres, ya sea en una computadora portátil, una computadora de escritorio o un teléfono inteligente.

Cómo sentirse bien

Además del video y audio de alta calidad, existen otras consideraciones a tener en cuenta a la hora de optimizar el espacio de trabajo en casa para lograr la máxima comodidad y productividad. Las sillas y los teclados ergonómicos se consideran imprescindibles y, cuando seleccione una silla, el empleado debe prestar atención a la altura de esta en relación con la del escritorio. Disponer de una superficie de trabajo lo suficientemente grande, reducir el desorden y agregar plantas también puede hacer que un espacio de trabajo sea más agradable.

Aunque cuenten con el espacio de trabajo ideal en casa, los empleados sin duda necesitarán un cambio de ambiente de forma ocasional. Puede ser estimulante tener un espacio secundario, ya sea un pórtico, un balcón o incluso una cafetería, cuando sea posible, para ir a trabajar con la computadora portátil. En estos espacios en particular, las cámaras web desmontables y los audífonos con funcionalidad manos libres resultan especialmente útiles.

Puede que sea difícil desconectarse por completo del trabajo cuando se mezcla con el espacio personal y, a menudo, más privado, por lo que es importante establecer límites con los colegas. Al igual que en los entornos físicos, el estilo de trabajo personal debe establecer siempre la pauta en cualquier espacio de trabajo en casa.