Tecnología de trabajo remoto: solución para la flexibilidad de audio y video

Un panorama en evolución ha enviado a los gerentes de TI en búsqueda de recomendaciones útiles para utilizar la tecnología de trabajo remoto. Para finales de 2021, se espera que el 51 % de los trabajadores del conocimiento de todo el mundo trabajen de forma remota, más que el 27 % en 2019, según un estudio reciente de Gartner. Si, cómo y en qué capacidad los trabajadores regresan a los entornos de oficina convencionales variará considerablemente, como se indica en un análisis de PwC.

Dos décadas atrás, cuando la videoconferencia comenzó a generalizarse, la mayoría de las oficinas concentraron sus esfuerzos de TI y audiovisuales en un solo espacio dentro del edificio. La proliferación de plataformas basadas en software, como Zoom y Microsoft Teams, combinada con la disponibilidad de pantallas de video planas, económicas, de alta resolución y de gran tamaño, alentó la siembra de múltiples espacios de conferencia más pequeños en todo el complejo de oficinas. Ahora, la creciente fuerza laboral remota ha generado la necesidad de extender una experiencia de conferencia elevada a puntos de conexión remotos de todo tipo.

Los gerentes de TI ahora alientan a los empleados a trabajar desde casa, cafeterías, espacios de trabajo compartidos e incluso automóviles. En esa búsqueda, los gerentes de TI deben esforzarse por lograr lo que se conoce como "equidad de reunión" o "experiencia igualitaria" para que la experiencia de conferencia y colaboración sea lo más consistente posible para todos los participantes.

Equipe a los trabajadores remotos para el éxito

Para respaldar las necesidades de videoconferencia dentro de la oficina, los gerentes de TI defendieron la integración de micrófonos en escritorios de conferencias o en compartimentos superiores para una mejor cobertura. Instalaron altavoces de ancho de banda completo para mantener el sonido cerca del oyente y evitar reverberaciones que empañan la inteligibilidad. Junto con la incorporación de cámaras de alta resolución en espacios de reuniones a nivel de los ojos para lograr una interacción más natural entre los participantes en la oficina y los participantes remotos, estos componentes ayudan a mejorar la consistencia y la previsibilidad de la calidad audiovisual.

Esas mismas características también están disponibles en gran medida para los trabajadores remotos, incluso en forma de soluciones de videoconferencia todo en uno, como Bose Videobar VB1.

Las soluciones de hardware para reuniones remotas deben complementarse con tratamientos acústicos para mejorar la experiencia audiovisual. Los más fáciles de implementar son los audífonos con micrófonos con cancelación de ruido. Los empleados remotos que suelen estar en movimiento y que se unen a videoconferencias desde un dispositivo móvil también pueden beneficiarse de estos tipos de audífonos (y si le preocupa la desaparición de las fichas de 3.5 mm en dispositivos iPhone, un adaptador económico puede solucionarlo).

Un hombre con audífonos se sienta en una cafetería y trabaja de forma remota en su computadora portátil.

Los gerentes de TI pueden ayudar a que la experiencia de conferencia y colaboración sea lo más consistente posible para todos los empleados mediante el uso de tecnología de trabajo remoto, sin importar desde dónde estén trabajando.

Además de los componentes de calidad AV, recuerde la sigla "AVL", del inglés, audio, video e iluminación. Alentar a los empleados a tener configuraciones de iluminación de calidad mejora la conexión y comunicación del equipo, lo que les permite ver a los demás más claramente en las llamadas. Existe en el mercado una variedad de soluciones de iluminación eficaces que mejoran aún más la experiencia de las conferencias remotas, incluidas las que son lo suficientemente compactas como para viajar.

 

Mejore la conectividad para la colaboración

La compatibilidad entre plataformas de conferencia de oficina y de otros lugares es fundamental. Afortunadamente, dado que las plataformas más utilizadas ahora son códecs, la compatibilidad se logra fácilmente a través de redes e Internet. Por lo tanto, la calidad de la conectividad para los trabajadores remotos se ha convertido en el desafío para los gerentes de TI. Esto se verá exacerbado, ya que el video de alta definición se convierte en la norma: una conferencia en alta definición por Zoom necesita aproximadamente 2 Mb/s de ancho de banda hacia arriba y hacia abajo para mantener una buena imagen de video, pero una imagen 4K necesita alrededor de 20 Mb/s.

Un gerente de TI central no puede mejorar un servicio de banda ancha local para admitir la tecnología de trabajo remoto, pero hay algunos trucos de optimización que se pueden sugerir. Por ejemplo, aliente a los empleados a dirigir conversaciones individuales a mensajes SMS por teléfono inteligente para reducir la carga en conexiones a Internet durante una videoconferencia. Otro consejo útil es pedir a los trabajadores remotos que ajusten la función de calidad de servicio (QoS) del enrutador para dar prioridad a las conexiones wifi. Los enrutadores equipados con conmutadores inteligentes permiten configurar la QoS por puerto en cola de prioridad "alta" o "normal", priorizando el tráfico de trabajo. (Tenga en cuenta lo siguiente: Algunos ISP pueden requerir tarifas adicionales para evitar la regulación de datos).

Hablando de conectividad, los trabajadores se trasladarán entre la oficina y el trabajo remoto de forma regular en el futuro, por lo que tanto la oficina como las ubicaciones de trabajo remoto deben incluir soluciones de conectividad flexibles, como estaciones de acoplamiento de computadoras portátiles y otras soluciones de conectividad rápida que sean compatibles con las transiciones frecuentes de los trabajadores.

Uno de los legados duraderos de la era del COVID-19 probablemente será la dispersión continua de los trabajadores en una amplia gama de entornos de trabajo alternativos, donde tendrán que depender de la tecnología de trabajo remoto. Además, también de gran alcance son, afortunadamente, las soluciones de audio y video que los gerentes de TI pueden recomendar para colaborar y mantenerse conectados con el trabajo y los colegas.