Cómo resolver el agotamiento de los trabajadores del conocimiento con la tecnología

Una de las lecciones más impactantes que surgen de la pandemia mundial, que sigue repercutiendo en el panorama empresarial, es que la forma de trabajar debe transformarse. Los trabajadores del conocimiento no han sido tan susceptibles a las dimisiones repentinas que se han conocido como la “gran renuncia”, pero el aumento demostrado del agotamiento muestra que las empresas deben replantearse la forma en que diseñan las jornadas, los lugares de trabajo y los sistemas completos de flujo de trabajo.

En un reciente episodio de su podcast, el experto en productividad, Cal Newport, profundiza en el tema de lo que está causando estos niveles sin precedentes de agotamiento y exceso de trabajo, y propuso algunas soluciones a los líderes empresariales para mejorar la salud y la satisfacción de los trabajadores. Hay varias maneras en la que el lugar de trabajo puede ser más agradable y estar en consonancia con las necesidades del trabajador moderno, y es necesario que todos los responsables de esas decisiones, desde el cuerpo directivo hasta Recursos Humanos e incluso el departamento de Informática, desempeñen un papel.

¿Qué es lo que lleva al agotamiento?

Newport aconseja que los trabajadores del conocimiento sigan el rasgo humano evolutivo de sentirse recompensados cuando realizan un plan que tiene éxito. Esa capacidad es una de las habilidades fundamentales de los trabajadores del conocimiento que son responsables de diseñar campañas de ventas y marketing para cerrar acuerdos comerciales o idear estrategias de inversión a largo plazo.

El problema que lleva al agotamiento, afirma, es que cada uno de los planes y objetivos ligados a nuestra jornada laboral viene con un conjunto de compromisos y obligaciones que pueden sobrecargar rápidamente la capacidad de nuestro cerebro para administrar y priorizar tareas. Por ejemplo, si tiene un proyecto, es probable que deba programar varias reuniones, realizar llamadas telefónicas y enviar correos electrónicos para recopilar información. Esas pequeñas tareas se acumulan con rapidez.

Cinco trabajadores sentados en una mesa de conferencias conversando entre ellos.

El agotamiento entre los trabajadores del conocimiento es cada vez mayor, pero la tecnología y los mejores hábitos en el lugar de trabajo pueden proporcionar el apoyo que necesitan para superar los tediosos obstáculos.

"Si aumenta la cantidad de cosas en su agenda, usted es responsable de que la cantidad de esta sobrecarga comience a crecer hasta que se apodere de la mayor parte de su horario; hasta que en la mayor parte de su tiempo de trabajo se dedique a las reuniones que hay que realizar para abordar cada uno de estos proyectos, y a los correos electrónicos y llamadas telefónicas necesarios para mantener cada uno de estos proyectos en marcha", comenta Newport.

El apoyo de Newport de la "productividad lenta" se alinea con la creencia de que nos agobiamos (y, por lo tanto, nos agotamos) cuando tenemos demasiadas decisiones en los márgenes del trabajo al que nos gusta dedicar nuestros talentos. Eso significa hacer todo lo posible para eliminar o reducir en gran medida el número de jornadas de ocho horas de Zoom y avanzar hacia un modelo de trabajo en el que solo seamos responsables de uno o dos objetivos o resultados a la vez. Cuando eliminamos la sobrecarga de obligaciones, los trabajadores no sienten el "cortocircuito" de su planificación.

¿Cómo puede la tecnología apoyar mejor a los trabajadores del conocimiento?

Una de las claves para reducir el agotamiento es disminuir la sobrecarga de obligaciones que conlleva la realización de una tarea perfectamente razonable y, por lo demás, satisfactoria. Eso puede ocurrir de varias maneras, pero una estrategia consiste en hacer que las reuniones sean lo más productivas y agradables posible mediante el uso de tecnología en el lugar de trabajo que permita la conexión entre los participantes remotos. La tecnología debe permitir a los participantes colaborar para que las reuniones sean más productivas y menos frustrantes.

Bose Work, por ejemplo, es un conjunto de soluciones que pueden ayudar a diseñar salas de reuniones, áreas de conferencia u otros espacios de trabajo eficaces que sean acogedores, orientados a la productividad y que no se vean afectados por conexiones deficientes o problemas de calidad. Incluye la Bose Videobar VB1, que puede aportar una calidad de video y sonido de primera calidad a las reuniones remotas a través de micrófonos con direccionamiento de haz automático que se centran de forma activa en las voces y cancelan el ruido, lo que evita la necesidad de silenciar el audio cada vez que no se hable de manera activa, y una cámara Ultra HD 4K que permite la lectura de una pizarra en una sala, incluso cuando se marca a distancia; y los audífonos con cancelación de ruido Bose 700 UC que equipan a los trabajadores con un sistema de micrófono adaptable y reducción de ruido personalizada, lo que los ayuda a minimizar las distracciones y a trabajar mejor en cualquier espacio.

Para los trabajadores que están en la oficina, los sistemas de conferencia para salas de reuniones totalmente integrados pueden cambiar de manera drástica su forma de trabajar. Por ejemplo, las soluciones de audio para techo Bose cuentan con altavoces Bose, un micrófono de techo, un amplificador y un procesador digital de señal (DSP) que no solo aportan inteligibilidad a cualquier sala de reuniones, sino que también se integran en plataformas de video, como Zoom y Microsoft Teams, lo que facilita mucho la conexión con los trabajadores que se encuentran en cualquier lugar.

La tecnología debe tener como objetivo simplificar la vida de los trabajadores, no complicarla. Las soluciones de conferencia fáciles de usar y sin complicaciones harán que la comunicación y la colaboración se sientan naturales, y la configuración debe ser instantánea, lo que permitirá que se pierda menos tiempo en dificultades técnicas y se dedique más tiempo al trabajo productivo.

Sus trabajadores del conocimiento serán más productivos y experimentarán menos estrés, lo que ayudará a evitar el agotamiento que afecta a muchos trabajadores hoy en día, mediante la incorporación de las soluciones tecnológicas adecuadas en la vida de ellos y la reevaluación de la cantidad de resultados esperados, con un enfoque en la priorización de los elementos de alto valor y la reducción de las tareas de bajo valor.