Equipo de videoconferencia para diferentes tipos de salas de reuniones

Las salas de conferencias se han convertido en una parte integral de la jornada laboral promedio. Casi la mitad de todas las empresas utilizan funcionalidades de video para comunicarse con los clientes, y empresas como Zoom informan un aumento de casi un 300 % en el uso en los últimos años. Como mínimo, cifras como estas indican que el equipo de videoconferencia para salas puede potenciar la comunicación y la colaboración para prácticamente cualquier modelo de negocios.

Dicho esto, hay un factor clave para sacar el máximo provecho de su equipo de videoconferencia: mejorar el espacio en el que se encuentra mediante el uso de una combinación de diseño y tecnologías idónea para sus casos prácticos.

Explorar diseños clásicos de espacios medianos y pequeños

¿Cómo son sus espacios para conferencias actuales en términos de distribución y diseño? ¿Las distribuciones facilitan o dificultan su actividad comercial cuando la gente colabora en esos espacios? ¿Y la tecnología se adapta al espacio o se siente forzada e incómoda?

Estos son los tipos de preguntas que las empresas deben hacerse a la hora de adaptar un espacio para conferencias. Y, como señala la empresa de venta de entradas del Reino Unido Billeto, los dos estilos de diseño más comunes se reconocen por su nombre. El estilo sala de juntas, en el cual las mesas se colocan juntas en un rectángulo y las sillas las rodean. Y el estilo imperial, en el cual las mesas se ubican para formar un cuadrado con un espacio en el centro para que el personal (normalmente un capacitador o un directivo) pueda moverse entre los puestos según sea necesario.

En estos espacios, la asignación de asientos, la distribución de las sillas y la participación general pueden cambiar, lo que dificulta garantizar que el audio se adapte a un espacio que funcione sin importar la configuración.

En salas de hasta 6 x 6 metros (20 x 20 pies), la Bose Videobar VB1 facilita la captura de toda la escena, incluidos los asistentes que entren y salgan a medida que la reunión progresa, con la suficiente flexibilidad para posibilitar cualquier tipo de reunión. Su cámara 4K Ultra HD cuenta con funcionalidades de encuadre automático únicas, lo cual se traduce en que los asistentes remotos pueden ver la actividad de la sala como la de otros asistentes y el uso de pizarras y rotafolios.

Debido a que ofrece tantas funcionalidades integradas, la Bose VB1 necesita poco más que un monitor para funcionar. Esto la hace ideal para espacios más pequeños y de diseño tradicional, en los cuales las necesidades de asientos y asistencia pueden variar.

Espacios grandes y medianos: mirando hacia delante

A continuación, se muestran los estilos forma de u y banquete. Más comunes en espacios grandes y medianos, estos estilos de diseño se destacan aquí debido a los desafíos de espacio que pueden representar: cuando las personas se distribuyen en una gran disposición en forma de u de mesas conectadas o se sientan en grupos de “islas” independientes, encontrar el equipo de videoconferencia para salas de reuniones que les permita a todos hablar e interactuar de igual forma es un reto.

También hay estilos de asientos y distribución de aula y auditorio. Utilizados normalmente en espacios más grandes, estos ambientes son colaborativos, pero a menudo los dirige un instructor o presentador individual. Sin embargo, incluso a los asistentes sentados en un grupo grande frente al área de exposición principal se les puede pedir que contribuyan con respuestas o aportes durante las sesiones.

Considere los siguientes ejemplos: Un grupo en un contexto tipo banquete debe interactuar en una capacitación de varios grupos que dura todo un día. Los diferentes equipos deben interactuar con diversos educadores virtuales en sus grupos específicos, intercambiar ideas y comunicarse con sus grupos principales sin interferir en el trabajo de quienes los rodean. Trabajar en este tipo de espacios puede ser un reto, al igual que “compartir el micrófono” en la mesa cuando es momento de hablar.

Afortunadamente, Bose Professional ofrece una alternativa para superar estos retos con las soluciones de audio para techo Bose, que le ofrecen a las empresas la capacidad de integrar completamente cualquier espacio, sin importar su distribución ni uso diario. En un espacio de tamaño medio con necesidades de asientos dispersos, por ejemplo, el sistema Bose ES1 permite que cada asistente tenga una voz, independientemente de la ubicación de los asientos y todo a través de un único micrófono. Los altavoces del sistema Bose DS4, por su parte, ofrecen sonido nítido desde el techo, lo cual es perfecto para equipos con grados altos de distancia física y virtual.

Configure salas de reuniones para obtener el éxito

Es importante tener en consideración las diferencias entre las soluciones de AV integradas y no integradas antes de elegir un equipo de videoconferencia para cualquier espacio de negocios. En general, es fundamental recordar que los espacios grandes suelen tener una mayor necesidad de integración completa, mientras que las soluciones flexibles y móviles pueden funcionar de mejor forma en espacios más pequeños o medianos. Si bien es posible que los estilos de diseño mencionados no se adapten a todos los espacios actuales de conferencia, el concepto fundamental sigue siendo el mismo, sin importar cómo trabajen los empleados conjuntamente: Cuando las herramientas funcionan en armonía con el espacio y estilo de trabajo, ocurren grandes cosas.

Un hombre de negocios sentado frente a una pantalla de video con tres colegas remotos

El equipo de videoconferencia actual se puede adaptar a cualquier espacio, si se cuenta con las herramientas adecuadas.