Caso práctico: educación | Universidad Ritsumeikan

Descripción general

ACERCA DEL PROYECTO

La Universidad Ritsumeikan es una de las principales universidades de Japón a nivel mundial, cuenta con 16 equipos de profesores, 21 instituciones educativas de posgrado y 35,000 estudiantes repartidos en cuatro campus en Kioto y otras localidades. El campus está diseñado para fomentar encuentros e intercambios personales, a fin de que los estudiantes de Japón y de todo el mundo puedan experimentar la diversidad de los valores y las culturas. El campus Osaka Ibaraki es la instalación más nueva y se diseñó sin los muros perimetrales habituales, lo que permite que la comunidad circundante pueda acceder al campus. El parque, la cafetería y la tienda de conveniencia tienen la finalidad de que los estudiantes y los residentes locales se relajen y disfruten, lo que permite que se desarrollen interacciones sociales naturales. El edificio de la universidad se diseñó con diferentes espacios, entre los que se incluye un área común con suelo de tatami japonés elevado, en el que se pueden tener conversaciones y debates grupales, y aulas que se pueden abrir sin una pared límite hacia el pasillo.

La universidad necesitaba identificar rápidamente la tecnología que les permitiría a sus instructores seguir enseñando a los estudiantes cuando se impusieron períodos de confinamiento y limitaciones de movimiento en el país. Kengo Kurashina, quien trabaja en la sección de Infraestructura de la información del Departamento de Sistemas de información de la Universidad Ritsumeikan, compartió el proceso de decisión en la elección de los equipos necesarios para apoyar la enseñanza en un nuevo entorno híbrido.

Campus de la Universidad Ritsumeikan en Ibaraki, Osaka
Área común de la Universidad Ritsumeikan

“En abril de 2020, se declaró un estado de emergencia debido a la pandemia mundial y, como resultado, las clases en línea fueron principalmente unidireccionales durante el semestre de primavera”, declaró Kurashina, quien describió cómo se impartieron las clases a los estudiantes. “Sin embargo, muchos alumnos y profesores solicitaron que la comunicación fuera bidireccional”.

Al comprender la necesidad de que la tecnología apoyara una experiencia más colaborativa, desde la universidad, se exploraron las opciones disponibles y se seleccionaron los equipos que brindaban capacidades de audio y video combinadas para las aulas pequeñas. Con la decisión tomada, Kurashina explicó: “Nos movilizamos rápidamente para instalar los equipos de distribución remota en las 620 aulas”.

Para el semestre de otoño de 2020, la universidad comenzó a impartir clases híbridas con alumnos que participaban de manera presencial y remota al mismo tiempo. En el caso de las clases que se impartían en aulas de tamaño mediano, la universidad reconoció que se necesitaba tecnología que combinara el rendimiento del micrófono para captar el audio en todo el espacio; una cámara que pudiera capturar todo el aula desde un ángulo más amplio y altavoces de alto rendimiento que pudieran proporcionar audio nítido en todo el aula.

La solución de Bose Professional

Bose Videobar VB1

El dispositivo de conferencia Bose Videobar VB1 cumplió con las necesidades exigentes descritas por la universidad. Kurashina describió el atractivo de la solución de Bose: “Cuando instalamos el Bose VB1 en un aula de tamaño mediano, el audio se transmitió con claridad a los alumnos que participaron de forma remota. El rendimiento del micrófono de alta calidad del VB1 fue muy útil en situaciones en las que los alumnos estaban en el aula con distanciamiento social”.

La configuración de las zonas de exclusión del Bose Videobar VB1 redujo eficazmente el ruido ambiental del sistema de ventilación, que era naturalmente más alto debido al mayor uso a fin de apoyar el compromiso de la universidad con la salud y la seguridad de los estudiantes. El Bose Videobar VB1, que se utilizó en las aulas con entre 20 y 30 estudiantes, fue ideal para impartir las clases híbridas y respaldó el compromiso de la universidad de enseñar a los alumnos dentro y fuera del campus. El dispositivo USB para conferencias con un solo cable, con cámara todo en uno, micrófonos con direccionamiento de haz y altavoz, se monta en un soporte tipo trípode para poder moverlo libremente a cualquier posición y altura, según sea necesario para cada clase. Para los profesores que se desplazan por el aula, la función de encuadre automático es una característica valiosa que les permite a todos ver y comprender al instructor o a la pizarra.

Kurashina también señaló una ventaja adicional de tener la cámara y los micrófonos juntos en este dispositivo todo en uno, dijo: “Al tener cámaras y micrófonos en todas las aulas, podemos grabar los debates fácilmente y archivarlos como memorandos o actas. En ese sentido, es mucho más rentable que comprar cámaras y equipos de grabación fijos”.

Para Kurashina, quien configura y administra el sistema, la flexibilidad del software de configuración también fue una característica muy atractiva. “La simplicidad del software y la capacidad de adaptarse intuitivamente a cada ambiente de uso, incluida la posibilidad de ver hacia dónde se enfocan los micrófonos y la facilidad para establecer zonas de exclusión, son de las características atractivas principales del Bose VB1”.

Un aula de la Universidad Ritsumeikan
Universidad Ritsumeikan

Si bien la situación mundial obligó a muchos a replantearse la forma en que las personas se relacionan cada día, a la Universidad Ritsumeikan le brindó la oportunidad de superar la gran barrera de la distancia y emplear un enfoque nuevo para la enseñanza. “Tuvimos que actuar de inmediato en proyectos que habíamos planeado abordar en el transcurso de los próximos diez años. Esto también nos permitió explorar muchas posibilidades”, explicó Kurashina. “Seguiremos utilizando el equipo remoto como equipo estándar, incluso cuando nuestros alumnos regresen al aprendizaje presencial. El Bose Videobar VB1 proporciona una comunicación remota fluida y activa, lo que permite lograr un alto nivel de estilos de enseñanza híbridos en los que los alumnos pueden participar en las clases presenciales desde lugares remotos”.

El Bose Videobar VB1 aportó claras mejoras a la Universidad Ritsumeikan, lo que permitió que se adoptara la comunicación y la enseñanza remota en el aula rápidamente. La flexibilidad que proporciona permitirá una comunicación diversa más amplia, lo que respalda la evolución continua de la Universidad Ritsumeikan con el fin de convertirse en un lugar de aprendizaje más activo y sinérgico.

“Me gustó mucho el bloqueo de sonido que proporciona la función de zona de exclusión. Puedo escuchar lo que dicen los estudiantes con la claridad que caracteriza a Bose”.

— Kengo Kurashina
Universidad Ritsumeikan

Descargas

Caso práctico de la Universidad Ritsumeikan